domingo, 30 de mayo de 2010

Despistando a Descartes..

Voy a reclamarle sin rodeos
a Dios a usted y sobre todo al mundo
que me dejen de una vez definitivamente solo
en el rincon de lo que aun no ha sido
o en la esquina de lo que fue o hubiera.
Que me olviden por las dudas
no sea cosa que les pese en la conciencia
y que retomen luego su vida cotidiana
justo desde el lugar donde soñaban
mucho antes que pudieran conocerme.
No sera dificil me imagino
esto de concretar mi inexistencia
ni mucho menos la labor de sobrellevarla
quizas falte algun silencio en sus reuniones
y concluyan los balances semanales
con saldos similares a los que ya se han avezado
tal vez menos dos sonrisas
y ninguna perdida de tiempo
o sin manchas de cafe en los manteles
palabras mas palabras menos.
No es dificil si se fijan
dejar desaparecer a una persona
todo es cuestion de cambiar de costumbres
y transitar otras veredas mas lejanas.
Asi poquito a poco y sin apuro
uno podra esfumarse aun sin quererlo
servirse del olvido a manos llenas
y sentirse cada vez mas espejismo.
No pretendo preocupar a los sensibles
ni saciar a los "porques" de los curiosos
vanidad de vanidades de mi parte
al suponer que acudiran unos y otros.
Se trata simplemente de borrarme con el codo
del boceto de la vida y sus afines
de encomendarles la aburrida ceremonia
de que funden la vacante de mi esencia
y den cuenta que se topan con los versos
que al momento que no soy ya nadie ha escrito.
Notaran, cuando no este, sobrara espacio
y este tiempo que malgastan en leerme.

1 comentario:

  1. un tiempo bien empleado en esta lectura, si señor.

    un abrazo!

    ResponderEliminar

 
Creative Commons License
This work by Emanuel Andreotti is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License